Guía para padres primerizos

guía para padres primerizos

¿Buscas una guía para padres primerizos?.

Ser padre es un trabajo duro, lo mires como lo mires.

Los progenitores novatos pasan innumerables horas preocupados por lo que van a dar de comer a su bebé.

Y por cómo van a encontrar tiempo, incluso para cuidar de sí mismos (porque estás tan centrado en el bebé que ni te acuerdas de tí).

Esta entrada del blog proporcionará todas las respuestas que los nuevos padres necesitan, con 30sencillos consejos para criar niños felices y sanos.

Así como te ofrecemos información relevante sobre cómo cuidar a tu hijo desde que es un recién nacido.

Así como sobre los productos  imprescindibles que necesitaréis comprar, ahora que ya tenéis un bebé.

También repasaremos algunos consejos y trucos de expertos en la materia.

¡Para que sepas que estás recibiendo los mejores consejos posibles!

consejos para padres novatos

Nadie puede negar la alegría de ver crecer y desarrollarse a un bebé.

¿Y cómo saber qué método de alimentación es el mejor para tu hijo?

Pero, ¿cuándo es suficiente o ya es demasiado?.

Siempre es difícil saber cuál es el mejor horario de alimentación para tu bebé.

Hay muchas opiniones sobre cuándo y con qué frecuencia hay que alimentar al bebé, pero todas ellas se pueden resumir en dos grandes escuelas de pensamiento:

La alimentación a demanda o la nutrición programada.

La que es a demanda significa que das de comer a tu bebé siempre que quiera, mientras que la alimentación programada sería cada 3 horas.

Esto cuando son recién nacidos, a medida que van creciendo los tramos horarios van distanciándose un poco más.

consejos alimentación recién nacido

Consejos para una alimentación correcta del recién nacido:

  1. Su estómago es de tamaño reducido (igual que él), por lo que las tomas tampoco serán de gran cantidad al principio.
  2. Muchos regurgitan después de echar los gases, es normal, sólo expulsan «la que les sobra».
  3. Otras veces, al poco tiempo de tomar del pecho el bebé, vuelve a pedir más.

    guía higiene limpieza bebés


    Ello es debido a que no se ha enganchado bien, se cansa al intentar extraer más leche.
    Hay que asegurarse que coja con la boca toda la areola para que la succión sea la adecuada.

    guía alimentación materna bebés

  4. Otros se duermen mamando. Han llorado porque tienen hambre, han chupado un poco, ya notan la barriguita algo llena y se adormilan con el calor y la tripita medio llena.
    En éste caso con mover un poco la mama si vemos que se está durmiendo, suele ser suficiente para que coma algo más y no se despierte antes con hambre.
  5. Si comen de biberón, hay que tener especial cuidado con los gases: Comprar un bibe anticólicos, asegurarse que no entre aire (al inclinarlo) y que no haya burbujas en la leche.
  6. Siempre hay que sacarles todo el aire en cada toma, incluso hay bebés que no siguen comiendo si han tragado aire a media toma.
    En estos casos, hay que parar, darles unas palmaditas en la espalda, que eche los gases y volver a darle de mamar a continuación.
  7. Existen varias formas de extraerles el aire que han tragado al comer: colocarles en nuestro hombro y darle golpecitos suaves en la espalda, boca abajo en nuestras rodillas, etc.
  8. Una vez hayan comido y quieran dormir, deberán hacerlo cabeza arriba.
    Por varias razones, la seguridad, que así tendrán más facilidad por echar los gases que les queden y evitar la muerte súbita del lactante.
  9. Si le das biberón, la leche debe estar a una temperatura que ronde los 32º, que es la que tiene cuando sale del pecho.
  10. Es recomendable ponerle un babero antes de comer.
    Los bebés no tienen ningún cuidado y se manchan siempre, amén de mancharnos a nosotros también si estamos cerca.
cómo cuidar a un bebé recién nacido

La higiene y limpieza

No es ningún secreto que los bebés son criaturas preciosas.

A menudo son la luz de la vida de sus padres, pero hasta que empiezan a crecer y a ser más independientes, necesitan muchos cuidados.

Aquí es donde entra en juego la higiene del bebé.

Puede ser abrumador buscar los mejores productos para tu pequeño porque hay muchas marcas diferentes.

Vamos a explicar cómo mantener a tu bebé limpio y sano con algunos pasos sencillos que se pueden hacer en casa y rutinas beneficiosas para el lactante.

  1. La higiene debe ser primordial: tanto a la hora del cambio de pañal (debemos limpiarle bien y secarle mejor).
    Si se mancha la ropa y se ha empapado, hay que limpiarle la piel, aunque sea con una esponjita humedecida en jabón.
    Y, a continuación ponerle ropita seca cuanto antes para que no se resfríe.
  2. Coger la rutina de un baño por la tarde, después de cenar debería ser la norma.
    Además de prepararle para un descanso reparador, el acto de enjabonarle, darle un masajecito después, le viene genial.
    Siempre con productos pediátrico-cosméticos pensados para su fina y suave piel.
    Acabar con aceite corporal es lo mejor, antes de vestirle para una buena hidratación.

    guía higiene limpieza bebés

  3. Si todavía tiene el cordón umbilical, hay que poner un exquisito cuidado hasta que se le caiga.
    Lavarlo con mucho cuidado y secarlo bien bien para evitar hongos e infecciones.
    Una vez que se le caiga, también hay que tener cuidado por los mismos motivos (hasta que se seque bien la herida).
  4. Al lavar el cabello al bebé, hacerlo una vez por semana, peinándolos con el pelo húmedo para evitar nudos y enredos dolorosos de quitar en seco.
    Y siempre con productos específicos de bebés.
  5. Poner especial cuidado en los genitales.
    En las niñas siempre de adelante hacia atrás para evitar infecciones.
    En los niños bajar suavemente el prepucio para aplicar agua.
  6. Los oídos hay que lavarlos externamente hasta donde llegue un dedo adulto.
    Nunca usar bastoncillos, pues podemos hacerles daño sin querer y taponárselo con su propia cera.
  7. La nariz: diariamente lavar con agua y, si está acatarrado una buena idea es hacerlo con suero fisiológico e intentar sacarlos con un pañuelo de algodón o bastoncillo.

    consejos limpieza manos bebés

  8. El cuello: Una de las zonas más propensas a tener irritaciones, ya que vomitan, echan babas y se les cae de todo (comida, leche, etc).
    Una esponjita de bebés húmeda con agua y jabón infantil lo dejará como nuevo.
    Secar bien para evitar dermatitis.
  9. Encías y dientes: las encías hay que lavarlas también, similar a un adulto.
    Existen cepillos ultra suaves de silicona para hacerlo, con agua simplemente.
    A partir de 18 meses de edad tenéis pasta dentífrica específica sin flúor.
  10. Manos: en todo momento deberán tenerlas limpitas y máxime con el covid.
    Si están gateando, mucho más (amén de la limpieza del suelo de casa por donde el peque vaya a dar sus primeros pasos).
    Como se llevan continuamente las manos a la boca, es una fuente de infecciones muy grande.
    Llevar toallitas de bebé en todo momento os ayudará en la labor de limpieza.
    Y en casa, nada mejor que con agua y jabón, como si fuera un juego.
consejos atender bien newborn

Consejos de cuidado del bebé

Los bebés, sobre todo si son recién nacidos, son muy propensos a asustarse.

Entrar en un mundo completamente desconocido, cuando únicamente hemos estado en un universo líquido, sin ruidos y completamente protegidos.

Y pasar a otro donde todo es extraño para ellos, hay cosas que huelen, suenan (y algunas muy fuerte, de hecho), les hace muy sensibles.

Por lo menos hasta que se acostumbran a este nuevo estado (gaseoso).

  1. Cuando nos acerquemos al pequeño lo ideal es hablarles antes (si están despiertos), es decir, mientras vamos hacia ellos (si no nos han visto).
  2. Si vamos a cogerles y son recién nacidos, hay que usar una mano para cogerles la cabecita (no la sostienen aún) y la otra en el tronco o en el culete.
    Hay que asirles con seguridad, pero con suavidad, despacito, por favor!.
    Los movimientos tienen que ser suaves, nada rápidos, despacito.
  3. Hablarles delicadamente, nada de gritos porque se alarman indebidamente, no discutir junto a ellos, ni tener la tele muy alta o la radio.

    atención bebé comunicación

  4. Lavarse las manos siempre antes de tocarles, con agua y jabón.
    No dejar que extraños lo toquen e intentar que lo hagan las mínimas personas posibles (sobre todo al principio y máxime si son prematuros.
    Dado que tienen el sistema inmunológico poco maduro y son muy propensos a coger enfermedades o infecciones).
  5. Nunca sacudir o mover rápido a un bebé, son delicados, aunque sea jugando.
    No es raro ver vídeos en internet de adultos lanzándose bebés o moviéndoles espontáneamente: No, por favor!.
    Si lo que queréis es depertarle, tocándole suavemente o hablando despacito, lo lograréis sin problema alguno.
  6. Simpre deberán ir seguros y firmemente atados en la sillita, el maxicosi, el cochecito, etc. Firmes, pero sin apretar demasiado!.
  7. Los bebés son muy sensibles: empezar desde el principio con lazos afectivos, susurándoles, acariciándoles, haciéndoles mimitos es gratificante para ambos.
    Y nunca es demasiado a la hora de dar amor.
    Está comprobado que un bebé feliz es menos propenso a coger infecciones.
    El apego ayuda al crecimieno emocional, acunarle, darle besitos, jugar con ellos es lo mejor que podéis hacer por ellos.
    Los masajes después del baño, jugar con él mientras le vestís o dais de comer son sólo unas ideas para hacerle sentir lo más importante del mundo y el bebé más dichoso del mundo.

    sujetar cabeza recién nacido

  8. Ponerle música distinta (la hay muy chula clásica para bebitos) les ayuda a madurar psicológicamente.
    Pero siempre a un volumen suave que se oiga, pero no moleste.
  9. Cuidado con el sol, sobre todo cuando son muy pequeños.
    No debe darles nada el sol, siempre filtrado con una tela o gasa.
    A medida que vayan creciendo sí es recomendable, pero siempre con protección alta (+50).
  10. Si tu bebé llora es normal, es su única forma de comunicarse contigo. Sabemos que lloran mucho, sobre todo cuando son muy pequeñitos.
    Los lloros son distintos (fíjate bien), dependiendo de lo que le pase: le duele algo, está molesto, tiene hambre, no puede dormir, solo quiere que la hagas mimitos, etc.
    Aprender a entenderle puede parecer complejo, pero si le escuchamos un poquito, es más fácil de lo que parece.
    No hay que austarse ni alarmarse cuando el bebé llora (todos nos ponemos nerviosos, con el tiempo aprenderéis).
    Un bebé sano llora al principio 2 ó 3 horas diarias, así que vete acostumbrando.
    A medida pasa el tiempo, estos tiempos se acortan sensiblemente.
    Luego acabarás echándolo de menos, ya lo verás!.

Cuidar un bebé es fácil y una tarea preciosa

Ahora que habéis visto que no es tan difícil cuidar a un bebé a la perfección, sólo requiere de cuidado, mucho amor y paciencia…

Os animamos a que os paséis por nuestra tienda online, especializada en cositas chulas para los bebés.

Tenéis el enlace en el botón de más abajo.

Título
Guía para padres primerizos
Nombre
Guía para padres primerizos
Descripción
Guía para padres primerizos. Te damos 15 consejos para cuidar de tu bebé recién nacido, con un listado de los productos a comprar y acertar Tener un hijo de novato puede ser una experiencia gratificante y divertida o todo un dilema si no sabes lo que hacer. Aquí te mostramos tips para que tengas claras sus necesidades, qué pide en cada momento y cómo resolver las pequeñas dudas que os vayan surgiendo como progenitores novatillos.
Autor
Redactor
Cositas Chulas
Logotipo
Qué es un doudou Regurgitación en bebés

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *